Con Clémence Faivre y su fiel caballo Gotan, la fantasia es poética.

A pie o montado, pero siempre en libertad, Gotan baila con las llamas.

El hermoso alazano con la melena larga las desafian encadenando quiebros espectaculares.

Luego las hace rabiar al piaffe y al paso español. Las engatusa con sus cambios al tranco al galope.

Las toca, las acaricia, liderado por la hermosa Clemencia, muy con suavidad.

Fuego, danza, caballo … se combinan para poner al espectador en un estado de gracia.

                                                                                     

                                                                                                                Antoinette Delylle, Cheval Magazine

 

Duración : 10 minutos